Unidos.News
Sin categoría

El PSOE espera compensar pérdidas de ciudades como Granada o Burgos con la reconquista de Barcelona y otras plazas

Granada es la capital de provincia que más claramente peligra para los socialistas. La más complicada de retener ahora mismo, según creen en Ferraz, aunque nada se dará por completamente perdido antes de tiempo. La ciudad andaluza, en julio de 2021, fue la última en este mandato en sumarse al mapa de capitales lideradas por el PSOE. Y ahora su alcalde, Paco Cuenca, que ya lo fue entre 2016 y 2019 y que quedó como primera fuerza en las últimas elecciones municipales, podría ceder el bastón de mando a la derecha.

Y es que el 28-M ha situado totalmente en el foco a los presidentes autonómicos —nueve del PSOE (Comunitat Valenciana, Aragón, Castilla-La Mancha, Extremadura, Asturias, Baleares, Canarias, Navarra y La Rioja), dos del PP (Madrid y Murcia) y un regionalista (Cantabria, en coalición con los socialistas)— pero el poder local también será absolutamente clave. De nuevo, son los socialistas los que defienden más plazas tras unos resultados extraordinarios, los de 2019, que ya asumen que no podrán repetirse. El PSOE sienta a 2.500 alcaldes y cerca de 22.500 concejales, lidera 22 de las 50 capitales de provincia, 23 de las 41 diputaciones, tres cabildos canarios, tres consells baleares y ejercen la vicepresidenta de Melilla. Para los comicios de dentro de solo cinco semanas, la ventaja de 6,77 puntos y 1,5 millones de votos sobre el PP parece inalcanzable, aunque tanto Ferraz como los territorios creen que es posible firmar un triunfo en número de papeletas, muy importante por cuanto será una radiografía real de cómo están todos los partidos antes de las generales previstas para diciembre.

El PSOE se siente bastante optimista y cree que aguantará mejor de lo previsto tanto en las autonómicas (ahí la pugna más apretada se dará en Aragón y Baleares, además de en La Rioja) como en las municipales

En las capitales, costará mucho al PSOE mantener Granada, según prevén en la cúpula federal, pero también está en el aire Burgos. Igual que ciudades importantes como Ferrol o Gijón. Pero al tiempo en Ferraz y en las federaciones calculan con compensar esa hipotética pérdida con la reconquista de plazas como Barcelona, segunda ciudad del país, Palencia, Tarragona, Vitoria o Pamplona. Sevilla, la principal urbe en sus manos, sigue viéndose amarrada pese a la fragmentación de la izquierda, mientras que Valencia está muy disputada y puede ganarla la derecha por muy poco o bien conservarla la izquierda —continuando al frente Compromís o bien volviendo al PSOE— también por muy poco. Los socialistas, pues, se sienten bastante optimistas y creen que el partido aguantará mejor de lo previsto tanto en las autonómicas —ahí la pugna más apretada se dará en Aragón y Baleares, además de en La Rioja— como en las municipales. Y en estas será primordial para el partido quedarse como primera fuerza, puesto que en caso de que no cuaje ninguna coalición a la contra, gobierna la lista más votada, como mandata la ley electoral. Los ayuntamientos de toda España se constituirán el sábado 17 de junio, 20 días después de las elecciones, porque así lo establece el artículo 195.1 de la Loreg.

Las previsiones son cambiantes, porque queda aún la recta final del 28-M, pero a día de hoy las expresadas por la dirigencia socialista, comunidad por comunidad, son las que siguen.


1. Andalucía: Granada, en el alero; Sevilla, Huelva y Jaén, las más afianzadas

Granada siempre se vio como la capital más problemática para los socialistas de las cuatro que dirigen en Andalucía. Es una ciudad, recuerdan, de sociología conservadora, que el PP de hecho dirigió ininterrumpidamente desde 2003 hasta 2016, cuando su entonces regidor, José Torres Hurtado, fue detenido por corrupción. En aquel momento se hizo cargo del consistorio el socialista Paco Cuenca, que ganó los siguientes comicios, los de 2019, aunque la alianza de PP y Ciudadanos dieron la alcaldía a la formación naranja, al exsenador (y exmiembro del PSOE) Luis Salvador, pese a que solo tenía cuatro ediles. Sin embargo, ese pacto acabó saltando por los aires, Salvador se quedó en minoría y terminó dimitiendo y facilitando la alcaldía a Paco Cuenca en julio de 2021.

En Granada confluyen la decepción por la pérdida de la AESIA, el sesgo conservador de la ciudad y la fractura entre Podemos e IU. En la cúpula regional, lo ven todo más «abierto»

En Ferraz señalan que sería «un milagro» que se pudiera conservar Granada. El regidor se ha consolidado, señalan, pero la derecha podría estar por encima y Cs ya no repetirá, como ocurrirá en casi toda España. Además, a Cuenca le puede dañar que el Gobierno no eligiera Granada, el pasado 5 de diciembre, como sede de la Agencia Española de Supervisión de Inteligencia Artificial (AESIA) y se decantara por A Coruña, dirigida por la socialista Inés Rey. La pérdida de ese tren causó decepción en la ciudad. Otro elemento en contra: Podemos e IU concurren por separado. Los de Alberto Garzón, aliados con Más País.

En el PSOE andaluz, sin embargo, no son tan pesimistas y señalan que la competición está «abierta«, como en otros tantos puntos. Porque ahora hay alcalde socialista, como en el pasado mandato (2016-2019), porque no se construirá allí la AESIA pero sí el acelerador de partículas IFMIF-Dones, y acogerá la sede europea del centro de investigación emiratí ADIA Lab para el desarrollo de la inteligencia artificial y la computación avanzada. También se celebrarán en la ciudad los Goya de 2025. En la dirección autonómica de Juan Espadas recuerdan que el PP salió del ayuntamiento por los escándalos de corrupción y que su actual candidata, la exconsejera Marifrán Carazo, estaba en aquel Ejecutivo local de Torres Hurtado. «Nadie sabe lo que va a pasar», advierten.

Las otras tres capitales que gobierna el PSOE estarían, en principio, más afianzadas. El bastión que el partido no se puede permitir perder es Sevilla, la primera ciudad en sus manos ahora mismo. Antonio Muñoz lleva poco más de un año como alcalde —sustituyó en enero de 2022 a Juan Espadas—, y es reconocido por su transversalidad, pero le inquieta, según reconocen en su entorno, la fragmentación a su izquierda, entre la candidatura de Podemos e IU, por un lado, y la plataforma de Teresa Rodríguez. En Sevilla arrancará el presidente del Gobierno su periplo oficial del 28-M: el 13 de mayo tendrá allí su primer mitin de campaña, a su vuelta de su entrevista con Joe Biden.

La vicesecretaria general del PSOE y ministra de Hacienda, María Jesús Montero (i), acompañada por el secretario general del PSOE de Andalucía, Juan Espadas (d), y el alcalde de Sevilla y candidato a la reelección, Antonio Muñoz (i), durante su visita este 23 de abril de 2023 al Real de la Feria de Sevilla. EFE / RAÚL CARO

El PP apretará en la capital hispalense, pero también lo está haciendo en Huelva, que el PSOE gobierna con mayoría absoluta ahora mismo, con Gabriel Cruz como alcalde. El plan de regulación de regadíos ilegales de la Junta creen los socialistas que no beneficiará a los populares, ni estos le acabarán arrebatando ni la Diputación provincial ni el ayuntamiento de la capital. En Jaén confían en la transversalidad ganada por el regidor, Julio Millán, que gobierna con Cs. Pero a él también le puede perjudicar la división a su izquierda ya que, como ocurre en Granada, Podemos compite por su lado e IU y Más País, por otro. «Todo dependerá del resultado de IU«, con mayor implantación en Andalucía, «pero daño nos hace», reconoce a este diario un alto mando de la cúpula jiennense.

Málaga es, junto con Sevilla y Córdoba, la ciudad en la que se ha firmado un acuerdo amplio entre Podemos, IU y Más País

El consistorio andaluz que los socialistas creen que podrían tener más a tiro es Málaga: el candidato y hoy líder provincial, Dani Pérez, ya se quedó a un escaño del veterano alcalde, Paco de la Torre, pero este sigue siendo imbatible. Málaga es, junto con Sevilla y Córdoba, la ciudad en la que se ha firmado un acuerdo amplio entre Podemos, IU y Más País. Córdoba, que estrena al diputado nacional Antonio Hurtado como aspirante, parece más lejana para el PSOE por la fortaleza del alcalde, José María Bellido (PP). En Cádiz, se considera que no se ha aprovechado el momento de salida de José María González Kichi para apostar por una candidatura ganadora —el cabeza de cartel es el portavoz municipal, Óscar Torres— y Almería es territorio indiscutible de la derecha.


2. Castilla y León: Burgos, en peligro; Segovia, moneda al aire; Palencia, posible recuperación, y Valladolid, León y Soria, más seguras

Burgos es, a ojos de Ferraz, la otra capital más en riesgo ahora mismo. En 2019, el PSOE quedó como primera fuerza, pero no esperaba recibir la alcaldía por el pacto de las derechas, que iban a dar las llaves del consistorio a la tercera fuerza, Cs. Pero Vox se negó y permitió que fuera investido el candidato socialista, Daniel de la Rosa, que ha permanecido en el cargo durante estos cuatro años. Aunque en la cúpula reconocen su «buen trabajo«, su nivel de conocimiento entre los ciudadanos y su consolidación, creen que tiene difícil repetir en una ciudad de sesgo conservador y que se conquistó por un desacuerdo de las derechas que hoy sería más factible por el derrumbe de Vox. «Seremos primera fuerza, pero es una capital muy compleja«, coinciden en la cúpula autonómica.

En Segovia, todo se jugará «a cara o cruz». En Ávila y Zamora el PSOE aspira a formar coalición con Por Ávila e IU, respectivamente

En Castilla y León, que no celebra elecciones autonómicas este 28-M, el PSOE parte con buenas perspectivas. Confía en mantener la vara de mando en la capital regional, Valladolid —Óscar Puente aspira a acercarse a la mayoría absoluta—; en León —continuaría así José Antonio Diez—, y en Soria —Carlos Martínez goza ahora de mayoría absoluta—. En Segovia, aseguran en la cúpula regional, todo se jugará «a cara o cruz». La candidata allí es Clara Martín, que en junio de 2022 sucedió a la socialista Clara Luquero, primera edil desde 2014, quien renunció por motivos personales.

Una hipotética pérdida de Burgos podría ser compensada por la recuperación de Palencia, que el PSOE gobernó por última vez hasta 2011, con Heliodoro Gallego como regidor. En 2019, ganaron los socialistas con Miriam Andrés al frente (11 escaños), pero allí sí funcionó el pacto de las derechas, que encumbró a Mario Simón, de Ciudadanos, con solo tres de 25 ediles. Ahora, señalan en la dirección del partido en Castilla y León que la candidatura de Miriam Andrés «va como un tiro», y podría hacerse con la vara de mando, dada la implosión de los naranjas.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, interviene el pasado 18 de abril de 2023 en un encuentro sobre neutralidad climática en la capital castellanoleonesa. EFE/ R. GARCÍA

Salamanca y Ávila son las plazas más difíciles para los socialistas. «Pero tanto en Ávila como en Zamora aspiramos a formar coalición de gobierno tanto con Por Ávila como con IU», señalan en la cúpula autonómica, que dirige Luis Tudanca. En Zamora, el alcalde desde 2015 es el ya muy consolidado Paco Guarido, de IU, que repite como candidato y que concurre separado de Podemos.


3. Cataluña: Barcelona, muy cerca, y con opciones en Tarragona y Lleida

Cataluña es la comunidad en la que se espera un tirón de los socialistas, tanto por la fortaleza del exministro Salvador Illa como primer secretario como por el respaldo a Pedro Sánchez y a su política de distensión. El PSC y Ferraz creen que recuperar Barcelona, la ciudad que gobernaron de manera ininterrumpida desde 1979 hasta 2011, está al alcance de la mano. El análisis es que el candidato de Junts, Xavier Trias, ha ido bajando en las últimas semanas después de haber descollado en la carrera municipal.

Collboni cree que va algo por delante de Trias y Colau. Se nutriría de votantes descontentos de ambos y procedentes de Cs. En Tarragona, el PSC opta por un ex de los naranjas

El cabeza de cartel socialista, Jaume Collboni, estaría un paso por delante de JxCat y los comunes. Él salió del Gobierno de Ada Colau el pasado enero, para poder marcar su propio perfil, y está dispuesto a hablar con todos los grupos, de izquierda a derecha, salvo Vox, siempre que se comprometan al crecimiento económico, rechacen los recortes y acaten la Constitución y el ordenamiento jurídico. Collboni ha llevado en los últimos años, hasta su abandono del pacto con la alcaldesa, las riendas de la gestión económica de la ciudad condal, y esa hoja de servicios es la que ofrece como primer aval, al igual que un plan de retorno de las empresas que salieron de Cataluña por el procés. Collboni estaría absorbiendo electores, indican en su entorno, procedentes de descontentos de Colau y de ex de Cs, así como de ciudadanos que antes apostaban por la antigua Convergència.

Pero el PSC tiene el ojo puesto también en otras dos capitales que perdieron en 2019: Tarragona y Lleida, que pasaron a ERC. Para el partido es prioritario quedar como primera fuerza, porque a diferencia de lo que ocurría hace cuatro años, la política de bloques no opera ya y entienden que será más difícil una coalición a la contra del que gane la noche del 28-M. «En Lleida [donde los socialistas presentan de nuevo a Fèlix Larrosa, alcalde entre 2018 y 2019 y sustituto de Àngel Ros] estamos justos, pero hay juego, y en Tarragona pinta muy bien», asegura un alto mando de la cúpula de Illa.

El primer secretario del PSC, Salvador Illa (i); el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños (c), y el candidato socialista a la alcaldía de Barcelona, Jaume Collboni (d), durante un paseo por los alrededores de la caseta de Sant Jordi del PSC, este 23 de abril de 2023. EFE / ALBERTO ESTÉVEZ

En Lleida, los socialistas necesitarían, en principio, que los comunes no sean necesarios ni sumen con ERC y su actual regidor, Miquel Pueyo, porque sus relaciones con ellos hasta ahora no han sido buenas. En Tarragona, los socialistas presentan a su diputado autonómico Rubén Viñuales, que fue candidato de Ciutadans-Ciudadanos a la alcaldía en 2015 y 2019 y que dejó el partido en diciembre de 2020 para ir en las listas de las catalanas del 14 de febrero del año siguiente.

En Girona ciudad, que hoy gobierna Junts, el PSC aspira a mejorar resultados, igual que en la provincia. También da por hecho que revalidará su dominio en la corona metropolitana de Barcelona.


4. Madrid: la pugna por la segunda plaza en la capital y la posible reválida en el cinturón rojo

Ayuntamiento y Comunidad son territorio comanche para el PSOE. Con una Isabel Díaz Ayuso que se acerca a la mayoría absoluta, el partido cree que puede tener alguna opción más en la capital, que no gobierna desde que una moción de censura le tumbó en 1989, hace 34 años. La candidata municipal, la exministra de Industria Reyes Maroto, aspira, primero, a mejorar los desastrosos resultados del exseleccionador de baloncesto Pepu Hernández de 2019 (13,75%, ocho concejales de 57 y cuarta fuerza), y a disputar la segunda plaza con Rita Maestre, cabeza de Más Madrid.

En la cúpula federal ven a Maroto con más opciones de quedar por delante de Más Madrid. En el PSOE-M, creen que Mónica García está algo más tocada

En el PSOE, no obstante, se considera que la clave será que la izquierda en su conjunto sume más que la derecha y arrebate el consistorio al popular José Luis Martínez-Almeida, al que ven más vulnerable que Ayuso. Pero no será fácil, porque el PP, según las encuestas, sube con fuerza y podría completar su mayoría con Vox y, si logra mantenerse en Cibeles, con Begoña Villacís (Cs). La fragmentación en la izquierda es total, porque también concurre Podemos —que no logró representación en 2019—, con Roberto Sotomayor como su apuesta, y tal vez Recupera Madrid, la formación heredera del carmenismo.

En Ferraz creen que Maroto tendrá más fácil quedarse por delante de Más Madrid que Juan Lobato en la Comunidad. Es decir, que volver a ser segundos parece más sencillo en la ciudad que en la región, donde Mónica García es una candidata muy consolidada ya. Otros aprecian lo contrario: que la capital es más compleja. En la dirección regional, no obstante, ven tocada a García después de que se supiera que había cobrado el mismo bono social y térmico que el vicepresidente de Ayuso, aunque ella pidió automáticamente perdón y aseguró que trataría de devolver lo percibido.

La candidata del PSOE a la alcaldía del Madrid, Reyes Maroto, participa en la XXVII lectura continuada de ‘El Quijote’ con motivo de la celebración del Día del Libro, este 22 de abril de 2023 en el Círculo de Bellas Artes en Madrid. EFE / FERNANDO VILLAR

En el cinturón rojo madrileño, el PSOE confía en aguantar sus bastiones: Fuenlabrada —el municipio en el que el partido lleva gobernando de manera ininterrumpida desde 1979, y donde este domingo mitineó Pedro Sánchez, ante unos 1.500 militantes y simpatizantes—, Alcorcón, Getafe, Alcalá de Henares o Móstoles. En Leganés, Alcobendas o San Sebastián de los Reyes el PSOE ha mantenido la coalición con Cs en este mandato, así que la duda es si retendrán el poder tras el previsible hundimiento de los naranjas.


5. Comunitat Valenciana: apretadísima lucha por la capital, y despejadas Castellón, para el PSOE, y Alicante, para el PP

Solo 355 papeletas separaron al bloque de la izquierda del de la derecha en Valencia capital en 2019. Compromís revalidó la alcaldía de Joan Ribó, con la socialista Sandra Gómez de vicealcaldesa. Ella es la candidata de su partido el 28-M, y ambiciona poder conquistar la vara de mando.

En Valencia, PSOE y Compromís se disputan la hegemonía de la izquierda, pero lo primordial para ambos es que no regrese la alcaldía al PP

Según los cálculos de los socialistas, ellos están muy igualados a Compromís (a ocho concejales), por un PP que ganaría los comicios (11 ediles) y un Vox que podría crecer (hasta los cinco escaños). Desempataría Unides Podem si entra en la corporación, algo que no logró hace cuatro años. Y si no supera el umbral del 5%, la duda es si ese última acta irá, la número 17, irá a la derecha o a la izquierda. La pugna será, pues, muy apretada.

En Castellón, el PSOE confía en que pueda repetir su actual alcaldesa, Amparo Marco, mientras que en Alicante revalidaría el popular Luis Barcala. En las autonómicas, la disputa también llegará hasta el final, aunque los socialistas están seguros de que, aun con poco margen, el president, Ximo Puig obtendrá la tercera confianza para un tercer mandato, y dan por hecha la entrada de Unides Podem, a mucha distancia de Compromís.


6. Aragón: la difícil recuperación de Zaragoza, la hegemonía en Huesca y la ajustada guerra por el Gobierno regional

Aragón y Baleares son las dos comunidades ahora mismo más dudosas para el PSOE. En la primera, puede que la llave de la gobernabilidad recaiga en Aragón Existe, que en principio pondría más reparos a cualquier suma con Vox. Ferraz y la dirección regional creen que el presidente desde 2015, Javier Lambán, podrá continuar al frente del Ejecutivo autonómico, dado su perfil transversal, pero su rival, Jorge Azcón, alcalde de Zaragoza, está muy fuerte. Aquí, puede que también pocas papeletas decidan el Gobierno. La mayor ventaja de Lambán es su capacidad de suma: ha liderado un tetrapartito de PSOE, PAR, Chunta y Podemos. Pero ahora podría desaparecer de las Cortes el PAR, dividido en tres facciones, una de las cuales confluye con el PP.

En Zaragoza, la marcha de Azcón abriría una ventana de oportunidad. En Huesca, podría continuar su alcalde, Luis Felipe

Hasta ahora, los socialistas sí que daban por imposible la pelea en Zaragoza capital, pero la heredera de Azcón, Natalia Chueca, podría no conquistar la alcaldía, según la encuesta de A+M para Heraldo, publicada este domingo, 23 de abril, Día de Aragón. Ella dependería de si Vox entra en la corporación, mientras que la candidata socialista, Lola Ranera, también necesita que no se queden fuera Chunta, Podemos y Zaragoza en Común.

Las otras dos capitales parecen más despejadas: en Huesca podría continuar el socialista Luis Felipe —consiguió la alcaldía por desacuerdo de las derechas, como ocurrió en Burgos—, y en Teruel, la popular Emma Buj.


7. Castilla-La Mancha: Toledo, Cuenca y Guadalajara, amarradas, más inciertas Albacete y Ciudad Real

Pese a que el PP ha puesto también Castilla-La Mancha en su punto de mira, los socialistas, en Ferraz y en la cúpula autonómica, no ven peligrar el Gobierno autonómico de Emiliano García-Page, que está sin embargo obligado a repetir su mayoría absoluta para continuar en el poder, dado que no tiene muletas posibles.

Por capitales, el partido cree que retendrá sin dificultades Toledo, Cuenca y Guadalajara. Tiene más dudas en Albacete y en Ciudad Real, ciudades en las que se ha turnado en la alcaldía con Cs —los naranjas dirigieron la primera los dos primeros años y los dos últimos en la segunda—. En esta última, la izquierda del PSOE ha firmado un acuerdo amplio que incluye a Más País.


8. Galicia: Ferrol en el aire, más tranquilidad ahora con Lugo

Galicia, como ocurre en Andalucía, Castilla y León, Cataluña y País Vasco, no celebra autonómicas. Allí solo hay municipales. Los socialistas gobiernan cinco de las siete grandes ciudades: Vigo —con mayoría absolutísima de Abel Caballero—, A Coruña, Santiago de Compostela, Ferrol —en minoría— y Lugo —en coalición con el BNG—.

De las cinco, la que más está en el aire es Ferrol, ciudad en la que no obstante desde 1987 ningún partido consigue liderar el consistorio más de un mandato. La alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, por la que se temía, estaría más afianzada en el cargo, a ojos de Ferraz y del PSdeG. En Vigo, repetirá Caballero con mayoría absoluta, y en A Coruña y Santiago podrían continuar sus actuales regidores, Inés Rey y Xosé Sánchez Bugallo.


9. Extremadura: la Junta a resguardo, y más segura Mérida

Ferraz espera un «gran resultado» en Extremadura. Da por hecho que Guillermo Fernández Vara continuará como presidente de la Junta. En su caso, podría perder la mayoría absoluta, pero tendría el colchón de Podemos.

El partido cree que Page y Vara no tendrán problema para repetir como presidentes de Castilla-La Mancha y Extremadura

Mérida, la capital autonómica, se mantendría como feudo socialista, «muy consolidada», con Antonio Rodríguez Osuna como alcalde. En Cáceres, el socialista Luis Salaya, primera fuerza, accedió al poder gracias a la abstención de Cs. Ahora, el regidor ha incluido a dos de los tres ediles que actualmente forman el grupo naranja en su lista. En Badajoz, el partido espera que haya cierto castigo de los electores conservadores al PP, que ha elegido como candidato al actual regidor, Ignacio Gragera, de Cs. Los naranjas se repartieron el mandato con los populares, y los dos últimos serían para Gragera, que ha marchado a las filas de la formación de Alberto Núñez Feijóo.


10. Euskadi: disputa con el PNV en Vitoria

De entrada, los pilares del poder municipal en el País Vasco no parecen moverse el 28-M. El PNV seguirá controlando previsiblemente Bilbao —con Juan Mari Aburto como alcalde— y San Sebastián —con su primer edil, Eneko Goia, al frente de la corporación—. Los socialistas creen que tienen opciones en Vitoria: Maider Etxebarria intentará disputar la alcaldía a la cabeza de cartel del PNV, Beatriz Artolazabal, que se estrena, ya que el actual regidor, Gorka Urtaran, no opta a la reelección.


11. Canarias: atada Las Palmas, pelea en Santa Cruz

Pese al caso Mediador, el PSOE está convencido de que salvará el Gobierno de Canarias, en manos de Ángel Víctor Torres. Su hegemonía en las islas, entiende, no está en duda. En Las Palmas, podrá retener la alcaldía, ahora con la exministra de Sanidad Carolina Darias como candidata, en sustitución de Augusto Hidalgo, la apuesta para el cabildo insular.

En Las Palmas, podrá asumir el bastón la exministra Darias, según las previsiones, y Torres continuaría de presidente

En Santa Cruz de Tenerife, la lucha es más complicada por la resistencia de Coalición Canaria. La derecha ha gobernado la capital desde 1979, con la excepción de 2019-2020, cuando consiguió el bastón de mando la socialista Patricia Hernández, tumbada por una moción de censura. Ahora, ella es de nuevo candidata y en su partido creen que puede tener opciones, porque ha podido rentabilizar a su favor el año de gestión al comienzo de legislatura, pero no le será fácil arrebatarle el poder a José Manuel Bermúdez, de CC.


12. Asturias: difícil Gijón, más difícil Oviedo

No hay apenas duda de que el presidente del Principado, Adrián Barbón, no tendrá dificultades para repetir en el cargo. También su partido, el PSOE, seguirá siendo hegemónico en Asturias. Pero puede que no controle ni la capital, Oviedo, ni la segunda ciudad, Gijón. En la primera, todo apunta a la continuidad del popular Alfredo Canteli. En Gijón, la federación socialista cambia de candidato: el número uno será Luis Manuel Flórez Floro. «Hay que pelearlo, aunque no está fácil, pero Oviedo está más complicado», aseguran desde el entorno más próximo a Barbón. Avilés sí emerge como ciudad segura para la FSA, con su candidata y alcaldesa, Mariví Monteserín, como gran valor.


13. Cantabria: imposible Santander

Si dan los números, el PSOE seguirá apoyando al regionalista Miguel Ángel Revilla como presidente de Cantabria. Pero la capital, Santander, sigue siendo inaccesible para el PSOE. Es más, nunca ha sido gobernada por la izquierda. Para este 28-M, el candidato del partido es el actual portavoz municipal, Daniel Fernández.


14. Navarra: opciones en Pamplona

María Chivite, en principio, podrá continuar como presidenta de Navarra. No se piensa en el partido lo contrario. Ahora, la esperanza es conquistar la alcaldía de Pamplona y arrebatársela a UPN. En ella, Chivite ha lanzado a su todavía consejera de Economía y Hacienda y portavoz del Gobierno, Elma Saiz. Ella se medirá a la elegida por los regionalistas navarros, la parlamentaria foral Cristina Ibarrola. El actual alcalde, Enrique Maya, no repetirá.

La vicepresidenta primera y ministra de Economía y Transformación Digital, Nadia Calviño (c), posa acompañada de la secretaria general del PSN-PSOE y presidenta foral, María Chivite (d) y la consejera de Economía y portavoz del Gobierno autonómico, Elma Saiz (i), también candidata por la capital autonómica, a su llegada a un desayuno económico este pasado 21 de abril de 2023 en Pamplona. EFE / JESÚS DIGES

15. Baleares: todo «justo» en Palma

La victoria en Baleares sí se ve más apurada desde Ferraz. No tanto por un mal desempeño en las urnas de la presidenta desde 2015, Francina Armengol, sino por una bajada presumible de los socios de Podemos. Sin embargo, en el PSIB creen que esa caída será amortiguada por su propia subida y la de Més.

En la capital, Palma, se espera que pueda seguir al frente del ayuntamiento Pepe Hila, «pero está todo como la última vez, en un concejal de diferencia, así que todo justo», advierten en la dirección de Armengol. En Ferraz anticipan que podría caer a su favor el Ayuntamiento de Ibiza.


16. Murcia: no hay números en la Región, duda en la capital

La Región de Murcia quedará otra vez en manos del PP. La gobierna desde 1995 y podrá anotarse cuatro años más. No solo por la fortaleza del PP de Fernando López Miras, sino también por la implantación de Vox en la comunidad. El presidenciable socialista, Pepe Vélez, «podría estar a dos o tres diputados de poder gobernar», señalan en su entorno.

Andreu persigue la absoluta, por si no entraran Podemos e IU, que firmaron su coalición ‘in extremis’

En la capital, el PSOE se hizo con la alcaldía en marzo de 2021, con José Antonio Serrano a la cabeza, gracias a una moción de censura que compartieron con Cs y Podemos. El partido estima que podría mantener la ciudad, que sus números son «buenos». «Podríamos incluso mejorar resultados, pero el problema es la suma de PP y Vox», precisan en la dirección federal.


Y 17. La Rioja: contienda dura en un feudo conservador

Siempre se vio La Rioja como una comunidad que podría perderse, por el sesgo conservador de sus habitantes y el dominio que siempre ha ejercido la derecha. La lucha será aquí por muy pocos votos también. La presidenta, Concha Andreu, que se ha ido consolidando poco a poco y que ha cultivado asimismo su perfil nacional y la proyección de su tierra, aspira a la mayoría absoluta, porque no está claro que la suma de Podemos e IU, que cerraron su alianza in extremis, entre en el Parlamento. A Andreu podría beneficiarle la división de la derecha.

En la capital, Logroño, todo apunta a que podría repetir el alcalde, el socialista Pablo Hermoso de Mendoza.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Alternancia o no, esa es la cuestin en las presidenciales de este domingo en Paraguay

Unidos News

Salvador Segu, la muerte olvidada de un hombre bueno

Unidos News

no tiene “liderazgo” y está “a la deriva”

Unidos News
Cargando....

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Suponemos que está de acuerdo con esto, pero puede excluirse si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies