Unidos.News
Sin categoría

“Estimamos un 6% de voto para Villacís, que será condicionante”

En la previa al cierre de campaña electoral, y recién aterrizado en Oviedo, el secretario general de Ciudadanos Adrián Vázquez atiende a El Independiente por teléfono. En unos minutos protagoniza un acto de campaña con el candidato al Principado de Asturias Manuel Iñarra, con quien asistirá también por la tarde a Gijón para acompañar al candidato local José Carlos Fernández Sarasola. Viaja en coche hacia las inmediaciones del colegio La Pontona y nos alerta: «Voy a pasar por un túnel, puede que se corte la llamada». Pero esta continúa, como el empeño de su formación a no dejarse «matar antes de tiempo».

Con las asturianas, la formación ha presentado a nivel nacional un cómputo de 800 listas. Son algo menos de la mitad que en el ciclo de 2019, aunque se consideran suficientes frente a la preocupación que existe entre cargos del PP de que el voto resiliente de Ciudadanos complique la capacidad de vuelcos a la derecha en los enclaves más relevantes, caso de la Comunidad Valenciana, Aragón, Castilla-La Mancha o Baleares. «La propia preocupación ya de Feijóo demuestra que resistimos», dice Vázquez aludiendo a una información de El Mundo esa misma mañana. En ella el líder del PP reconoce que «el 3% de Ciudadanos evita que blindemos gobiernos», aunque, de ser así, en enclaves como Murcia o Baleares, con una barrera del 5%, quedarían excluidos.

El también eurodiputado y principal enlace con el grupo europeo liberal Renew Europe, cuyas funciones nacionales se basan en la ‘fontanería’ interna naranja, muestra tranquilidad de cara a la apertura de urnas. Y sostiene que esa misma sensación predomina en las capas del partido frente a la inestabilidad y el favoritismo hacia el PP al que se han adherido un grueso de medios de comunicación, algo que le «sorprende». Aunque huye de reproches sólidos como sí se producen cotidianamente desde formaciones como Vox o Podemos. Su propuesta va de ello, de alejarse de los extremismos y proponer al centroderecha y el centroizquierda una vía alternativa de gestión, sin polarización. Todo sostenido con una campaña «propositiva» centrada «en las familias, el carro de la compra, la natalidad, la educación o la sanidad.

«Hemos dejado clara la promesa hecha a los electores: no tenemos socio prioritario y pactaremos en base a un programa. Si somos decisivos, para lo que no es necesario tener un resultado grande, hay una línea roja. Esta es que no iremos con Vox, que es el único verde que le gusta al PP [guiño a la incorporación de este color al naranja histórico en las siglas], ni con la banda con la que vemos que el PSOE está gobernando España». Con Podemos como socio preferente. «Que el votante apoye lo que realmente le guste. Nosotros construiremos gobiernos municipales y autonómicos desde el centro», asegura el secretario general.

El cierre de campaña de Ciudadanos no dará a pie a nuevas propuestas con las que intentar dar un plus, solo estará centrada «en el estado de ánimo», definido como «muy bueno» tras sortear «una campaña del PP sin efecto». «No hemos parado, y hemos estado unidos», destaca Vázquez refiriéndose a la movilización completa, desde el diputado Edmundo Bal [que disputó el liderazgo de Ciudadanos en las pasadas primarias nacionales] en Castilla y León recientemente, hasta la portavoz parlamentaria Inés Arrimadas en Almería. «Hemos trabajado a una, sin filtraciones y nos ha venido muy bien este proceso para que los que no querían estar se vayan y contar con candidatos puramente liberales. El transfuguismo encaja en el ADN de la corrupción del PP», considera Vázquez.

Disputa por el voto útil y confianza en Madrid

«El PP y Feijóo no entienden que al decir ‘optar por Ciudadanos es tirar el voto’ está faltando el respeto a los demócratas (…) que no quieren votar a un partido que quiere constituir gobiernos con Vox; con quien piensa que la unión entre dos hombres o dos mujeres es una enfermedad», expresa el ‘dos’ de Ventas. Entiende que «la gente quiere votar sin una pinza en la nariz a un partido reformista» y no al PP, que «no ha reformado» en décadas. Vázquez asegura que «hay nervios» en Génova al ver que su formación «resiste en Aragón, Asturias, Murcia y Madrid». Frente al cómputo de los sondeos publicados por empresas demoscópicas privadas -excepto SigmaDos el 14 de mayo o 40dB el día 22-, afirma que «Begoña entra». «Lo dice hasta Feijóo y eso nos alegra [en referencia a la entrevista ya mencionada. La afirmación del popular es la siguiente: «Si entrara Villacís y nos hiciera falta un concejal, sería más dependencia de Vox»]».

Villacís tiene muy clara la condición de no pactar con los extremos. De Ortega Smith lo lleva diciendo desde el inicio de la campaña»

Preguntado por el tracking interno -para el que consultan a Metroscopia- que manejan desde el ‘coloso’ de las Ventas, donde hasta finales de verano sigue manteniéndose la sede nacional, el liberal indica que «no es que nos den dentro, estamos peleando por tener dos o tres concejales [esta última cifra es la mínima que otorga la barrera del cinco porciento] y rondamos el 6%. Un cinco largo». En Barcelona, en cambio, hay mayor dificultad para entrar por la amplia «polarización» que se intensifica por la existencia del bloque constitucionalista-independentista y dentro del primero el de derecha e izquierda: «allí si que puede pasar cualquier cosa».

Sobre Villacís, que tiene un perfil propio muy marcado, hay plena confianza en que sacrificará cualquier opción de mantenerse en el gobierno municipal si ello depende de Vox. «Tiene muy clara la condición de no pactar con los extremos. De [Javier] Ortega Smith lo lleva diciendo desde el inicio de la campaña», afirma Vázquez. Ante la repregunta, situando a Vox en un hipotético papel de socio externo, insiste: «he sido claro». Frente al grueso de sondeos que no prevén ese escenario decisivo para Ciudadanos, el secretario general denuncia que su uso general ha sido «muy torticero» y que no ofrecen una percepción de estabilidad: «depende de cual abras, ves una cosa u otra».

No se prevén cambios tras el 28-M

Sea cual sea el resultado, no hay previsión de cambios o de dimisiones tras la noche electoral. Ciudadanos seguirá el plan establecido en la VI Asamblea General, un itinerario de año y medio con los comicios europeos de la primavera de 2024 como meta. No hay ningún objetivo a batir que permita identificar los resultados como negativos, dado que «se ha dado por amortizado el partido. Es la ventaja de ese run run, todo lo que venga es exitoso», aclara Vázquez. La sorpresa sería si hay mayor capacidad de decidir gobiernos autonómicos y en las capitales de provincia más allá de Madrid, añade a su conversación con este medio el dirigente liberal.

Las últimas estimaciones privadas no dan a Ciudadanos representación en ninguna autonomía. Está cerca solo en Aragón [donde concurren con el partido Tu Aragón] con una horquilla de entre 1,9 y 2,9% de los tres puntos necesarios para entrar. En las municipales las capitales de provincia donde se avista resistencia es en Albacete, Almería, Santa Cruz de Tenerife, Palencia y Alicante

Después de que se cierren los procesos de investidura posteriores, la maquinaria volverá a echar a andar para ponerse a trabajar en las primarias de otoño para las generales. En ellas Bal, que aspiraba a presentarse, no concurrirá, limitándose a cumplir lo que resta de legislatura en las Cortes para volver a su puesto de abogado del Estado.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Sergei Guriev: "Los nuevos tiranos han cambiado los uniformes militares por trajes a medida"

Unidos News

Encuentran un delfín muerto en un pedrero de Gijón

Unidos News

Macarena Olona se deja mirar

Unidos News
Cargando....

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Suponemos que está de acuerdo con esto, pero puede excluirse si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies