Unidos.News
Sin categoría

Europa aspira a cambiar sus reglas fiscales este ao pese a la resistencia de Alemania

Los ministros de Economa y Finanzas de los 27 se han conjurado este martes para intentar sacar adelante antes de final de ao, durante la presidencia espaola, la reforma de las reglas fiscales y la estructura de gobernanza sobre las que descansan. El espritu general est bastante claro: pasar de normas idnticas para todos a criterios ms individualizados, dar ms responsabilidad a cada capital (ownership) en sus planes de reformas y sendas de ajuste y apostar por una flexibilidad mayor para la reduccin de los desequilibrios, a cambio de establecer tambin mecanismos de sancin y multas ms efectivas y realistas. La reforma de un modelo, nacido en Maastricht y mil veces enmendado, es imprescindible, y todo el mundo lo sabe, pero Alemania, siempre a la cabeza de la ortodoxia, no est nada satisfecha. Cualquier aspiracin pasa por superar sus dudas y escuchar sus exigencias en favor de vas ms claras y definidas, quizs incluso mucho ms cuantificadas, y hace muy complicado que se pueda lograr incluso antes de las prximas elecciones europeas, dentro de 14 meses.

En las ltimas semanas Alemania ha hecho dos cosas muy poco habituales en Bruselas. La primera, un bloqueo de ltima hora a la aprobacin definitiva de la legislacin que prohibir la venta de vehculos con motores de combustin a partir de 2035 en la Unin Europea. La segunda, este mismo partes, otro bloqueo inesperado que forz la reapertura de una declaracin del Eurogrupo, que ya haba quedado cerrada a nivel tcnico, por el que los ministros daban luz verde a las orientaciones para la reforma del marco de gobernanza econmica de la Unin. En la UE es normal que haya negociaciones infinitas, lentas, fatigosas, pero no es normal que la primera potencia del continente haga esos movimientos cuando los embajadores, los sherpas y hasta el Consejo Econmico y Financiero ha llegado ya a un acuerdo, ha pulido un documento y se espera slo la ratificacin.

La salida de Angela Merkel, y las tensiones dentro del Gobierno de coalicin, se notan en Berln Olaf Scholz todava est buscando su mtodo, su ritmo, sus alianzas. Pero entre los socios hay sorpresa, malestar e incluso indignacin por las formas. “Es impropio, Alemania no hace estas cosas”, dice una fuente diplomtica. “Si no vuelve a ocurrir ser una ancdota menor, pero si se convierte en la norma la Unin no puede funcionar”, lamenta una fuente comunitaria.

Todos los pases tienen sus obsesiones, sus lneas rojas, sus temas principales, pero no tiene sentido romper el procedimiento. Si Berln tena reservas sobre la propuesta de reforma del marco de gobernanza lo normal es airearlas en los foros oportunos, en los pasos previos, pero no en el ltimo momento, cuando todo debera haber quedado finiquitado para que el Eurogrupo o el Ecofin puedan vender un relato de cohesin, unidad y entendimiento. Siempre positivo pero imprescindible en medio de una guerra en el patio trasero, saliendo de una crisis, con presin energtica y bancos quebrando en EEUU.

Lo que dice el Gobierno alemn, que al frente del ministerio de Finanzas tiene a los halcones liberales del ministro Christian Lindner, es que Bruselas se ha pasado de laxa. Hay dos debates paralelos y ambos no se sienten representados. La Comisin hizo su propuesta la semana pasada y ahora, tras recibir el respaldo general del Eurogrupo, tendr que presentar un proyecto legislativo en los prximos meses. Pero adems, el equipo de Paolo Gentiloni ha decidido otra cosa: para el ao 2023-2024, y dado que se pasar de un sistema a otro, es necesario un puente, un momento de transicin. Por eso ha recomendado prudencia en sus orientaciones fiscales, pero ha descartado este ao abrir un procedimiento de dficit excesivo a quienes superen el umbral clsico de 2023. Se har en la primavera de 2024, pero no antes.

Berln no est satisfecha. Como dijo Lindner el lunes a su llegada, estn dispuestos a ser incluidos ellos tambin si las reglas se aplican ya, pero quiere ms rigor. Que la disciplina se empiece a recuperar el ao prximo (aunque mucho ms matizada que en el pasado) no les basta. Y quieren que los pases, como Espaa, que tienen prevista una senda para bajar del 3% en 2025 tengan que ser ms estrictos. Bruselas ya ha dicho que este mes de abril todos los gobiernos tendrn que presentar un plan muy claro, detallado y con una senda de ajuste creble y sostenible. Pero los frugales piden ms, y han tratado incluso de vincular ese aspecto como la reforma general de las reglas.

“No se han vinculado ambas cosas en la reunin de hoy”, ha dicho la vicepresidenta espaola Nadia Calvio, descartando un regateo o trade off tras la presin de ltima hora alemana, que ha forzado a cambiar el lenguaje de la declaracin, pero no su tono general. Un texto incompleto, que se centra en las cosas en las que estn de acuerdo, pero deja todas las dems fuera. “Hemos llegado a un entendimiento en una serie de elementos y principios clave para revisar las reglas fiscales de la UE. Despus de muchos meses de debate y consulta, este es un paso adelante muy bienvenido para lograr un sistema ms simple, una mayor apropiacin por parte de los pases y ms margen para la reduccin de la deuda, combinado con una aplicacin ms estricta. Pero todava queda trabajo por hacer en los detalles y alcanzar la convergencia en algunos temas abiertos restantes”, ha sealado el vicepresidente comunitario Valdis Dombrovskis.

El punto 7 del comunicado, que recoge esos temas abiertos es donde Alemania ha querido meter una referencia explcita a la posible introduccin de referencias cuantitativas comunes para todos. Hasta ahora, por ejemplo, las reglas fijaban una reduccin de la deuda de 1/20 anualmente, algo que la Comisin quiere que desaparezca, pero que los ms ortodoxos aspiran a mantener de alguna forma. “El Eurogrupo pide que se contine trabajando rpidamente y est de acuerdo en que se necesitan ms aclaraciones y discusiones, incluyendo sobre la definicin de la trayectoria de la Comisin, los requisitos para los estados miembros que se considera que tienen desafos de deuda baja (posiblemente incluyendo una trayectoria fiscal), la definicin del agregado de gasto, la idoneidad y el diseo de puntos de referencia cuantitativos comunes para respaldar el marco reformado, los principios para una extensin de la trayectoria fiscal, el papel de las recomendaciones especficas por pas, la aplicacin de los planes nacionales y los incentivos para las reformas y la inversin”, dice el prrafo de la polmica.

La reforma es urgente, imprescindible antes de que termine la legislatura, pero complicada. Igual que la Unin Bancaria, es delicado en Alemania y los responsables de la Comisin Europea y del Partido Popular Europeo son alemanas y conservadores. Hay elecciones tambin en otros pases, como Espaa, que tiene la presidencia y que se encargar desde julio de la gestin de la agenda de los consejos. Y que tiene muy claras sus prioridades. El plazo se puede ir a 2024, pero cuanto ms tarde, ms caos, porque el 1 de enero volvern las reglas anteriores, reglas para un mundo que poco tiene que ver con el que ha salido de la pandemia y del choque con Rusia y los mercados energticos. A Europa le gusta jugar con fuego, pero con tantos incendios rodeando quemarse es cada vez ms fcil.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Dimite como líder de los socialdemócratas la primera ministra de Finlandia, Sanna Marin, tras la derrota electoral

Unidos News

El Gobierno aprueba un cheque para la cesta de la compra y prorroga las ayudas al alquiler

Unidos News

Siguen 95 incendios activos en Asturias

Unidos News
Cargando....

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Suponemos que está de acuerdo con esto, pero puede excluirse si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies