Unidos.News
Sin categoría

Ferraz reprocha a Podemos sus “ofensas” y la “dureza” contra el PSOE por el ‘sí es sí’

El Gobierno sigue bloqueado por la reforma de la ley del solo sí es sí. No logra escapar de su laberinto y probablemente tardará en hallar una solución conjunta, si es que llega. Los socialistas se habían propuesto no «alimentar el ruido», bajar la temperatura interna. Pero las hostilidades no decrecen, en buena medida porque la modificación legal y la pugna entre los socios está en primera línea informativa y también porque Podemos azuza al PSOE con sus declaraciones, al definirlo, como hicieron este fin de semana dos de sus dirigentes —su líder, la ministra Ione Belarra, y la dos de Igualdad, Ángela Rodríguez Pam—, como una «fuerza conservadora» a la que «siempre» le acaba «entrando el miedo», o al destacar que Pedro Sánchez se acerca en esta materia más a Alberto Núñez Feijóo que a la ministra Irene Montero.

Para Ferraz, deben evitarse comentarios «ofensivos» hacia la otra parte. Como hay que estar centrados en las «soluciones» y no en debates «circulares» que no llevan a ninguna parte. Los socialistas subrayan que ellos sí quieren «cuidar la coalición», dando a entender que sus compañeros en el Ejecutivo no lo hacen tanto. Mensajes todos ellos que dejó sobre la mesa la vicesecretaria general del PSOE y titular de Hacienda, María Jesús Montero, este lunes en rueda de prensa en la sede federal tras la reunión de la ejecutiva, presidida por Sánchez. Mensajes que hablaban por sí mismos de la gravedad de la crisis que atraviesan las dos partes del Ejecutivo.

Montero fue la que este lunes dio la réplica a Belarra, líder de los morados y responsable de Derechos Sociales y Agenda 2030, y a Rodríguez Pam, ambas muy combativas con el PSOE. Pero también el ministerio de Irene Montero volvió a pedir hoy una reunión con los socialistas para abordar este asunto. Según defendía también este lunes la titular de Igualdad, hay soluciones técnicas «suficientes» y «rigurosas» para una respuesta unitaria del Ejecutivo que mantenga el consentimiento de la víctima en el centro: «La decisión es profundamente política, nunca ha sido un problema técnico».

La dirección del PSOE no quiso ocultar su hartazgo. Todo lo contrario. La ministra de Hacienda se encargó de mandar recados durante toda su comparecencia en Ferraz. Especialmente insistió a Podemos a que se modere verbalmente. «Nosotros sí vamos a cuidar del Gobierno de coalición», sostuvo, y lo harán por los «importantes avances» conseguidos en esta legislatura. «Hay Gobierno para rato», insistió, alejando la posibilidad de ruptura. Pero también reclamó «evitar cualquier comentario que sea ofensivo» hacia la otra parte. Es decir, que a la cúpula en nada le han gustado las palabras de Belarra y Pam.

«Hay comentarios y calificativos que no contribuyen a cuidar. Y por tanto no los vamos a utilizar ni hacer valoraciones respecto a ellos, más que reafirmarnos en que nosotros vamos a contribuir, en la medida de nuestras posibilidades, a seguir manteniendo la sintonía que tenemos en la aprobación de leyes importantes. El PSOE cree que se actúa con muchísima dureza, desde distintos ámbitos y espectros. Fundamentalmente desde la derecha, pero no solo», sostuvo Montero, diáfana.

La ministra insistió en que su partido prefiere «redundar en lo positivo», que actuará de forma «respetuosa». Lo que no quita para que no tenga claro qué tiene que hacer. «El presidente Sánchez nunca reprocha, actúa», advirtió. Y añadió que el líder del Ejecutivo es una persona «determinada» en el diálogo y en el camino que debe recorrerse, que solo «es «debe ser uno» en el sí es sí: modificar «lo que no funciona» para «preservar la globalidad de la ley».

Expresado el malestar, la vicesecretaria general destacó que la proposición de ley socialista preserva el consentimiento de la víctima porque es «el motor de la ley», pero también persigue que a futuro no haya bajas condenas a los agresores sexuales. De modo que la solución tiene que recoger «ambas cuestiones». La iniciativa socialista «camina en esa dirección y garantiza el consentimiento y que no habrá rebajas de penas».

La reforma final no tiene por que ser «mimética» a la propuesta del PSOE, porque quizá «a lo mejor entre todos» los grupos surge «alguna fórmula», pero si algo tiene claro Sánchez y su núcleo duro es que se tienen que cumplir las dos condiciones.

(Noticia en ampliación)

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Irn restringe internet para intentar frenar las protestas del velo

Unidos News

el accidente del avión de Nepal con más de 40 muertos

Unidos News

Investigan a una conductora de 69 años por circular en sentido contrario durante cuatro kilómetros en Cádiz

Unidos News
Cargando....

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Suponemos que está de acuerdo con esto, pero puede excluirse si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies