Unidos.News
Sin categoría

Una victoria de Erdogan ahondara el declive y alejamiento de Turqua

La incertidumbre domina tanto los resultados de los comicios de hoy como el rumbo futuro del pas. La coalicin de extrema derecha del presidente Tayyip Erdogan y la alianza de la oposicin liderada por el laicista Kemal Kilicdaroglu ofrecen dos visiones del mundo totalmente distintas. Por eso, las elecciones tendrn importantes implicaciones tanto para el futuro econmico del pas como para su posicin en el equilibrio geopoltico de poder.

La oposicin parece contar con un apoyo mayoritario en

las grandes ciudades, en la costa y en el este de

Turqua

dominado por los kurdos. Las elecciones del 28 de mayo podran marcar el final del reinado de dos dcadas del presidente Tayyip Erdogan, abriendo las perspectivas de una Turqua ms democrtica y favorable a Europa, aunque ms inestable. Pero no hay que descartar a Erdogan. El hombre fuerte de Turqua puede conseguir mantenerse en el poder a pesar de la disminucin de su apoyo. Y si gana, dado que se enfrenta a una mayora opositora en los centros urbanos clave de Turqua y a una economa en quiebra, tambin enfrentara tiempos difciles.

En el frente econmico, los mercados ya han demostrado que prefieren a la oposicin. Una victoria de Erdogan supondra un mayor afianzamiento de polticas poco ortodoxas y un periodo de “declive controlado” de la sociedad y la economa turcas.

Los vientos en contra econmicos y el malestar social le harn muy difcil dirigir Turqua con la misma facilidad con la que lo ha hecho durante la ltima dcada. Gobierne quien gobierne, heredar una difcil situacin macroeconmica, que podra incluir una devaluacin de la moneda, y un desordenado conjunto de leyes y reglamentos aprobadas en los ltimos aos sobre comercio, banca e industria financiera.

El devastador terremoto que sacudi el sur de Turqua el 6 de febrero de 2023 ha traumatizado a la sociedad turca. A ningn pas le habra resultado fcil salir indemne de un terremoto de proporciones tan enormes. En el plano poltico, ha arrojado luz sobre las consecuencias y disfunciones del estilo de gobierno unipersonal e hipercentralizado del presidente

Tayyip Erdogan

, as como su creciente temor a perder el poder. El terremoto tambin ha puesto de manifiesto el vaciamiento de algunas de las instituciones clave de Turqua y el carcter omnipresente de la corrupcin relacionada con la construccin. Estos problemas seguirn lastrando la sociedad y la economa turcas.

El terremoto y la posterior campaa electoral tambin han agudizado la polarizacin y las divisiones en la sociedad turca. Erdogan enfrenta a un electorado que suma la mitad del pas y que es profundamente anti-Erdogan. Adems, el presidente Erdogan tambin sufre cada vez ms problemas para encontrar y mantener colaboradores de confianza. Muchos de sus lugartenientes ms capaces han abandonado su partido, lo que hace que el presidente dependa crecientemente de elementos nacionalistas de extrema derecha, lo que exacerba an ms las tensiones que sufre el pas.

El ao pasado, los seis partidos de la oposicin turca, liderados por el laicista Partido Popular Republicano (CHP), consiguieron superar sus divisiones y formar un frente unido denominado la “Mesa de los Seis” y unirse tras

Kemal Kilicdaroglu

en la carrera presidencial. Kilicdaroglu, de 74 aos, es un antiguo funcionario de orientacin socialdemcrata que se posiciona como una figura de transicin antipolarizadora.

Es la anttesis de Erdogan -de voz suave, de tendencia occidental y poco carismtico- y promete devolver a Turqua al rgimen parlamentario y al Estado de derecho.

La victoria de la oposicin todava es posible, pero est lejos de estar garantizada. A corto plazo, provocara un repunte en los mercados y un momento de optimismo tanto para los turcos como para los inversores extranjeros. Sin embargo, con el tiempo saldran a la luz los problemas estructurales de Turqua, postergados durante mucho tiempo, lo que dificultara el avance en las reformas ms de lo que imaginan los partidos de la oposicin. Tambin es probable que la coalicin de la oposicin se enfrente a desavenencias internas, quiz incluso a disputas sobre la gestin de la economa. Pero al final, la prueba ser si pueden proporcionar suficiente confianza a los mercados nacionales y extranjeros para que Turqua vuelva a ser apta para la inversin.

Adems de su promesa de restauracin democrtica, la oposicin dice que quiere mejorar las relaciones de Turqua con la UE y Estados Unidos, normalizar las relaciones con el vecino rgimen de Asad en Siria y volver a una poltica exterior ms tradicional.

Una de las promesas del bloque de la oposicin es volver a una agenda de poltica exterior transatlntica ms tradicional y resucitar el moribundo proceso de adhesin de Turqua a la UE. Si gana, es probable que poco despus de las elecciones la oposicin ratifique el tratado de adhesin de Suecia a la OTAN para mostrar as su voluntad de mejorar los lazos de Turqua con Occidente. No obstante, difcilmente se sumara a las sanciones occidentales a Rusia.

El presidente Erdogan ve a Turqua como una potencia emergente que puede tener un pie en cada bloque, haciendo hbilmente de equilibrista entre Occidente y Rusia. Quiere navegar en solitario y crear una esfera de influencia turca en su vecindad y que el mundo reconozca a Turqua como una potencia regional en ascenso. Por eso, si gana, no cabe duda de que continuar con su giro euroasitico, afianzando el alejamiento de Europa y reforzando su posicin como potencia media no alineada en la periferia de Europa. Sin duda, una consecuencia sera que el proceso de adhesin de Turqua a la UE sufrira un carpetazo definitivo y se cerrara.

Aun as, Turqua y Europa tendran que establecer algn tipo de relacin de corte pragmtico, algo que interesara a ambas partes ya que la UE necesitar encontrar un

modus vivendi

. Un posible acuerdo podra incluir la modernizacin del acuerdo de libre comercio entre Turqua y la UE de 1995, que ha quedado anticuado. Erdogan tambin querra equilibrar su deriva con un acuerdo con Estados Unidos, pues ansa que tanto Washington como Bruselas reconozcan su liderazgo, dejen de darle la espalda y levanten el embargo de armas

de facto

impuesto a Turqua. A cambio, Erdogan podra aceptar ratificar la adhesin de Suecia a la OTAN. En cualquier caso, una victoria de Erdogan significara la continuacin del alejamiento de Turqua de Occidente y la profundizacin de su declive econmico.

Asli Aydintasbas

es miembro asociado de Poltica en el European Council Foreign Relations y visitante en The Brookings Institution.

TODO GRATIS POR ELECCIONES


El Mundo abre su muro de pago para que puedas
informarte sin límites.


Regístrate y accede a todo el contenido Premium del 26 al 28 de
mayo


Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Huelga de controladores en 16 aeropuertos de España: éstos son los afectados

Unidos News

el nuevo golpe a las empresas que amenaza con subir más los precios

Unidos News

Cambiar el mundo desde el súper

Unidos News
Cargando....

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Suponemos que está de acuerdo con esto, pero puede excluirse si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies