Unidos.News
Sin categoría

Zelenski en Bruselas: “Ucrania est ganando y vamos a ser parte de la UE”

“Estoy aqu para defender nuestra forma de vida. Los ucranianos de todas las edades y convicciones polticas, de todo estatus y religin, todos comparten la misma historia europea y quieren la forma de vida europea que Rusia trata de destruir. Nos estamos defendiendo de la fuerza ms antieuropea del mundo moderno, pero Ucrania ganar, est ganando (…) El destino de Europa nunca ha dependido de los polticos. Todos y cada uno de nosotros importamos. Todos y cada uno de ustedes son fundamentales para el resultado final y por ello quiero darles las gracias. Ucrania est ganando y vamos a ser parte de la UE”. Con este mensaje se ha dirigido este jueves el presidente Volodimir Zelenski al pleno de la Eurocmara.

Poda haber hablando de armas, de municin o de tanques. Poda haber hablado de aviones de combate y de los suministros que necesita. Podra haber hablado de la muerte y destruccin, o de los crmenes rusos, pero Zelenski ha escogido hablar de valores, de vida, de caminos compartidos, de esa forma comn de entender y mirar al mundo. Del futuro. Ha hablado de lo que tenemos en comn, haciendo que su causa sea la de cientos de millones de personas. Y ha logrado una de las ovaciones ms sentidas en la historia de la Eurocmara y de Bruselas.

Hay dos Zelenskis. El de antes y despus de tomar la palabra. El primero es tmido, discreto. No transmite la presin abrumadora a la que est sometido, pero muestra su vulnerabilidad. Trata de ser espontneo y cercano, como con la periodista de la BBC ucrania a la que abraz en Londres con soltura, pero al mismo tiempo parece fuera de lugar entre mandatarios y protocolos, con unos cdigos y lenguajes que no tuvo tiempo siquiera de dominar antes del estallido de la guerra. El segundo, ante los focos, es completamente diferente. Domina la cmara, la presencia, el tono. Se siente cmodo, en su mundo, y ah se ha demostrado imbatible durante 12 meses de bombas, muerte y destruccin.

Su discurso de hoy no ha sido el ms brillante, el ms pico. No ser el ms clebre ni el ms citado, pero su visita es una de esas que sin duda alguna quedarn registradas en la historia.

“Ucrania lucha no solo por sus valores, sino los nuestros, por nuestros ideales por nuestros hermanos y hermanas. Ucrania es Europa y el futuro de su nacin es en la Unin Europea. Sabemos el sacrificio que sus ciudadanos estn haciendo por Europa y lo honraremos. El proceso de acceso ms rpido posible y la UE debe considerar, lo ms rpido, el envo de sistemas de larga distancia y los aviones que su pas necesita. Nuestra respuesta debe ser proporcional a la amenaza, y la amenaza es existencial”, ha afirmado la presidenta de la Eurocmara, Roberta Metsola, en un momento en el que el continente se plantea dnde est el lmite en el apoyo militar.

Escribe David Allen Green que hay diferentes tipos de persuasin poltica y jurdica. Una forma es defender tu causa de la forma ms positiva identificando los valores, creencias y prejuicios de tu pblico y dicindoles lo que quieren escuchar. Otra forma es la ‘negativa’, advirtiendo de las consecuencias de no hacer algo, forzando o ‘coaccionando’ a la audiencia para que te siga la corriente.

Pero hay una tercera, quizs la ms difcil, que es lograr que el pblico “se sienta intelectualmente o emocionalmente incmodo si se posiciona en tu contra” y escoja una va que no le resulta agradaba o que de otra forma nunca elegira. En los ltimos 12 meses, Volodimir Zelenski ha demostrado ser muy bueno en las dos primeras artes de persuasin, pero un autntico maestro en la tercera. Lo que convierte a un buen abogado en uno extraordinario, dice Greene, “no es tanto hacer que una persona est de acuerdo contigo, sino hacer que sea muy difcil estar en desacuerdo”. Y casi nadie est hoy en desacuerdo con Kiev, incluso estndolo.

Desde febrero del ao pasado, Zelenski ha hecho que discrepar o no seguirle sea un problema enorme para pases y polticos de todas las latitudes, familias polticas y corrientes ideolgicas. Su causa est muy clara, la supervivencia de su pas, y su estrategia tambin: “armas, armas, armas”.

Europa y EEUU, incmodas desde el primer da con la idea de ayudar militarmente a un enemigo de Rusia, su vecino y enemigo ms poderoso, han ido superando paso a paso todas las lneas rojas. De querer enviar slo cascos y equipos mdicos, como Alemania en un principio, a desplegar bateras antiareas y cientos de tanques Leopard. Lo que era impensable ayer a ser hoy lo mnimo. Kiev pide en este momento aviones de combate y aunque la respuesta inicial ha sido que no, tanto en Washington como en Londres y Bruselas, pocos apostaran fuerte contra la voluntad del presidente ucraniano.

Zelenski lleg el mircoles a Londres, cen en Pars con Emmanuel Macron y Olaf Scholz y ha llegado esta maana a Bruselas para dirigirse a las instituciones comunitarias. Primero en un esperadsimo discurso ante el pleno de la Eurocmara y despus ante el Consejo Europeo, los jefes de Estado y de Gobierno de los 27.

Zelenskimana

Tras seis intervenciones por videoconferencia, y tras celebrarse justo hace una semana una cumbre en Kiev con la presencia del Colegio de Comisarios y los presidentes de las instituciones europeas, el lder ucraniano acept por fin la invitacin y ha acudido en persona, en su segunda salida del pas tras estar en diciembre en Washington. Los lderes lo han recibido con los brazos abiertos, cambiando completamente el guion de una cumbre que iba a dedicarse slo a cuestiones econmicas y de emigracin, materias ahora totalmente eclipsadas.

La ‘zelenskimana’ ha quedado clara. Los pasillos y tribunas del Parlamento Europeo han estado llenos con cientos y cientos de trabajadores y periodistas apilados esperando cruzarse con el hombre que simboliza la resistencia de un pueblo ante la invasin. La cmara, hasta la bandera. Los jefes de Estado han cambiado incluso la agenda y la coreografa del da, programando una pausa de dos horas para que todos puedan verse con “el invitado especial“, la forma en la que las autoridades se han referido hasta el ltimo minuto por cuestiones de seguridad, tras ser muy criticadas por la filtracin de la visita.

El Consejo Europeo decidi repartir a los lderes en grupos pequeos para varias citas bilaterales. El presidente Espaol, Pedro Snchez, est incluido en el primero, con la presidencia sueca, Italia, Polonia, Rumana y Holanda, segn fuentes de Moncloa.

Fuentes diplomticas y de las instituciones restaban ayer importancia al hecho de que Zelenski visitara antes Londres que Bruselas y que se viera con el Parlamento, el primer ministro y el rey. Muchos creen que la capital comunitaria deba haber tenido prioridad, por el volumen de ayuda, por las sanciones a Rusia, porque son 27 y porque es a la UE a la que Ucrania ha pedido incorporarse.

“Bastante es que haya podido salir. Estando en guerra lo que menos importa es la secuencia”, decan ayer en los equipos de Charles Michel y Ursula von der Leyen. No era lo esperado, pero s comprensible, apuntaban. Ms difcil fue meter en esa coreografa la cena con Macron y Scholz en Pars, prcticamente improvisada en el ltimo momento, sin grandes actos protocolarios y a horarios muy tardos.

“Inoportuna. Nuestra fuerza debe ser la unidad”, critic a su llegada la italiana Giorgia Meloni, expresando en voz alta lo que muchos otros piensan. Si lo de Reino Unido era una cosa, que haya primus inter pares entre los 27 duele ms. Sobre todo cuando Michel y Von der Leyen esperaban anoche al ucraniano, y haban desplegado ya sus equipos diplomticos par recibirlo por la tarde noche.

No hemos hablado de aviones de combate“, ha asegurado Macron. “Debemos priorizar las entregas tiles y urgentes y no los compromisos que llegaran ms tarde”, ha dicho el galo sobre el armamento indispensable para frenar la nueva ofensiva rusa. “Rusia est reuniendo a sus soldados en el rea de Donbs, Ucrania necesita la ayuda ahora, no podemos esperar”, areng el lder letn, Krijnis Kari, sin cerrar la puerta a la idea de suministrar cazas, que por otro lado requieren un entrenamiento muy especfico y lento. “”El precio sube con cada retraso, con cada vacilacin, y eso podra acelerar el proceso”, ha aadido la estonia Kaja Kallas, instando a mandar una “seal clara” a la industria de defensa europea para que produzca ms armas y municin, y abogando por “usar un mecanismo similar al que usamos con las vacunas”, cuando la UE lider la negociacin en nombre de todos los contratos con las grandes firmas.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

“Habrá más reacciones y no de ecologistas”

Unidos News

Cinco claves para entender la retórica política china

Unidos News

Detienen al novio de la mujer embarazada que murió de un disparo en la cabeza

Unidos News
Cargando....

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Suponemos que está de acuerdo con esto, pero puede excluirse si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies