Unidos.News
Sin categoría

EEUU no cede a la UE y mantiene las subvenciones a las industrias ‘verdes’

Actualizado

Washington se resiste a modificar su millonario plan de ayudas a las empresas pese a las peticiones del galo Bruno Le Maire y del germano Robert Habeck en un viaje esta semana

Joe Biden, presidente de Estados UnidosMandel NganAFP

Estados Unidos no cede a las demandas de Francia y Alemania para suavizar su nueva legislacin que ‘blinda’ a las empresas de una serie de sectores que Washington considera estratgicos -en especial, en energas renovables- que tengan inversiones en ese pas. As lo ha reconocido el propio ministro de Economa galo, Bruno LeMaire, que ha visitado Washington acompaado del vicecanciller alemn Robert Habeck, en un ltimo y desesperado intento de convencer al Gobierno de Joe Biden de que suavice la regulacin, que est incluida en la Ley de Reduccin de la Inflacin (IRA, segn sus siglas en ingls), aprobada en agosto pasado.

“No es nuestra intencin, y nunca lo ha sido, cambiar la ley estadounidense. Solo queremos que su aplicacin sea completamente transparente”, dijo LeMaire , que suena como un posible sucesor de Emmanuel Macron, el martes en Washington, tras reunirse con varios altos cargos del Gobierno de Biden, entre ellos la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, y la de Comercio, Gina Raymondo, y as como con el mximo asesor econmico de la Casa Blanca, Brian Deese. Ese mismo da, pocas horas despus, Joe Biden declaraba en el acto institucional ms relevante del ao en ese pas, el Discurso sobre el Estado de la Unin, que “no voy a pedir perdn por hacer a Estados Unidos fuerte”, en un mensaje que iba sobre todo hacia China, pero que tambin resonaba en el contexto de la disputa con la UE.

La frase de LeMaire tena un tono de rendicin. No hay ningn indicio de que los estadounidenses no vayan aplicar la IRA de manera transparente, porque lo que dice la Ley es clarsimo: habr una subvencin de 7.500 dlares (casi 7.000 euros) por la compra de cada vehculo elctrico fabricado en Amrica del Norte (Mxico, EEUU y Canad) y cuya batera est hecha con materias primas extradas en Estados Unidos o en algn pas con el que EEUU tiene un tratado de libre comercio. Eso deja fuera a las empresas europeas, que van a tener que mover sus fbricas de la UE a EEUU para lograr esas subvenciones.

La reconstruccin de la capacidad industrial estadounidense ha cobrado una importancia primordial en el Gobierno de Joe Biden por varios motivos. Uno es el poltico: los sindicatos tienden a votar demcrata y, cuando se les deja de lado, como hizo Hillary Clinton en la campaa de 2016, pueden irse con un republicano populista como Trump y dar un buen disgusto al partido del presidente. Otro es estratgico: el Covid-19 y la invasin rusa de Ucrania han puesto de manifiesto que una serie de bienes crticos no pueden depender de cadenas de suministros largas.

As, por ms que incluso Emmanuel Macron hiciera bandera de la reforma de la IRA -o, al menos, de la suavizacin de los reglamentos de aplicacin de sta- EEUU se ha negado a prometer nada que vaya ms all de vagos compromisos para tener en cuenta a los europeos.

La decisin de Holanda -el pas europeo lder en la fabricacin de microchips avanzados- de sumarse al boicot estadounidense a China en ese tipo de productos es el penltimo ejemplo de que la poltica industrial de Occidente la marca, al menos en este momento, Washington.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Suspendida la circulación de los AVE entre Madrid y Barcelona por un incendio

Unidos News

Aparece una ballena varada en el puerto de Barcelona

Unidos News

Al PP y al PSOE les falta coraje para defender la democracia

Unidos News
Cargando....

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Suponemos que está de acuerdo con esto, pero puede excluirse si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies