Unidos.News
Sin categoría

Zelenski llega a Hiroshima y el grupo busca una respuesta común a la “coerción económica de China

Actualizado

Las potencias del G7 han resuelto que es inevitable buscar la cooperación con Pekín debido a su estatus como la segunda economía mundial

Emmanuel Macron, Fumio Kishida, Joe Biden y Olaf Scholz.
Emmanuel Macron, Fumio Kishida, Joe Biden y Olaf Scholz.LUDOVIC MARINAFP

¡La agenda del segundo día de la cumbre del G7 en Hiroshima iba a estar marcada sobre todo por un frente común formado los líderes de las democracias más ricas del mundo para denunciar la “coerción económica” de China y reiterar la necesidad de acabar con la “dependencia excesiva” a las cadenas de suministro que arrancan en el gigante asiático. La diana protagonista de este sábado iba a ser Pekín después de que el día anterior, las nuevas sanciones a Rusia y los planes desvelados por Estados Unidos para entrenar a pilotos ucranianos en aviones de combate F-16, centraran la mayor parte del foco internacional.

Las prioridades son las mismas, pero la atención va a cambiar en cuanto el presidente ucraniano Volodímir Zelenski aterrice en Hiroshima por la tarde (hora local). Después de que Kiev jugara al despiste, primero confirmando la participación presencial de su líder en la reunión del G7, para negarlo unas horas más tarde, finalmente Kishida, tras su parada en Arabia Saudí para intervenir durante la cumbre de la Liga Árabe, se unirá a sus aliados en Japón el domingo en dos sesiones, además de celebrar distintos encuentros bilaterales con varios de sus homólogos.

El protagonismo para el mandamás del país invadido por Rusia llega después de que los líderes del G7 (Japón, Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia, Italia y Canadá, a los que se suman los representantes de la UE) reafirmaran su “apoyo incondicional” a Ucrania y su compromiso para restringir cualquier exportación a Moscú que pueda usar para “reconstruir su máquina de guerra”, además de tratar de frenar los ingresos rusos del comercio de metales y diamantes.

Aparte de los nuevos acuerdos para endurecer las sanciones a Rusia, el borrador del comunicado final del G7 que está circulando apunta a que el grupo, adoptando un enfoque común sobre Pekín, como pretendía EEUU, denunciará los “movimientos económicos coercitivos” por parte de China por haber estado tirando de restricciones comerciales para coaccionar a algunos países (como Australia o Lituania) con los que tiene disputas políticas.

En cambio, según el mismo borrador, las potencias del G7 han resuelto que es inevitable buscar la cooperación con Pekín debido a su estatus como la segunda economía más grande del mundo. “Nuestros enfoques políticos no están diseñados para dañar a China, no buscamos frustrar el progreso y el desarrollo económico de China”, señala el documento, que también insta a tomar medidas para “reducir las dependencias excesivas” en las cadenas de suministro críticas y contrarrestar las “prácticas malignas” en la transferencia de tecnología.

Está previsto que este sábado el grupo emita un comunicado dedicado a China donde aparecerán los apartados mencionados, así como la pretensión de instalar un mecanismo para supervisar las inversiones estratégicas dirigidas a la segunda potencia mundial. Un movimiento que iría dirigido a tratar de evitar que, gracias a ciertas inversiones extranjeras, Pekín pueda impulsar su aparato militar.

El G7 también instará al gobierno de Xi Jinping a presionar a su socio Putin para que detenga la invasión de Ucrania y hará un guiño a la tensa situación sobre Taiwan, invocando la necesidad de “paz y estabilidad en el Estrecho de Taiwan”, en referencia a la presión militar del ejército chino sobre una isla autogobernada pero que Pekín considera una provincia separatista.

REGULAR LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL

Otro punto interesante al que los líderes han dedicado parte de sus reuniones es a la inteligencia artificial generativa (IA), o más bien a la necesidad de buscar un enfoque común para regularla ante las preocupaciones por el aumento de desinformación derivada de esta tecnología.

Según recoge Financial Times, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el primer ministro del Reino Unido, Rishi Sunak, pidieron “barandillas” sobre el desarrollo de la IA. “Los beneficios potenciales de la inteligencia artificial para los ciudadanos y la economía, son grandes. Al mismo tiempo, debemos acordar barandillas para desarrollar IA en la UE que reflejen nuestros valores democráticos”, dijo von der Leyen. “Queremos que los sistemas de IA sean precisos, confiables, seguros y no discriminatorios, independientemente de su origen”, continuó.

“La tecnología está evolucionando rápidamente y queremos asegurarnos de que nuestra regulación también pueda evolucionar”, añadió Sunak.

Conforme a los criterios de
The Trust Project

Saber más

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Los trabajadores de la banca amenazan con movilizaciones ante los “oídos sordos” de las antiguas cajas

Unidos News

Arabia Saudí albergará los Juegos Asiáticos de Invierno de 2029

Unidos News

Duelo en Brasil: Lula desafía a Bolsonaro

Unidos News
Cargando....

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Suponemos que está de acuerdo con esto, pero puede excluirse si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies