Unidos.News
Sin categoría

El ‘plan de paz’ de Moscú para poner fin al conflicto sirio

Actualizado

Los titulares de Defensa de Rusia, Siria, Turquía e Irán se reúnen en la capital rusa para aproximar posiciones

Los ministros de Defensa iraní y ruso se saludan durante su reunión en Moscú, este martes.
Los ministros de Defensa iraní y ruso se saludan durante su reunión en Moscú, este martes.AP

Los ministros de Defensa y los jefes de Inteligencia de Siria y Turquía, acompañados de los de Irán y Rusia, mantuvieron este martes conversaciones en un nuevo intento patrocinado por el Kremlin de acercar posiciones para cerrar el conflicto sirio. Ankara y Moscú describieron las negociaciones como constructivas, aunque todavía quedan esfuerzos pendientes para reconstruir los lazos entre Turquía y Siria después de años de guerra.

Bashar Asad empieza a ser reconocido como el ganador de la guerra y Moscú prepara su rehabilitación. Recep Tayyip Erdogan, el líder turco, que ha ayudado a los rebeldes durante estos 11 años de luchas y ha deseado abiertamente la caída del régimen de Asad en Damasco, dice ahora que estaría dispuesto a reunirse con Asad cara a cara. Todo ello con mediación de Moscú y el presidente ruso, Vladimir Putin, que empieza a ocupar el espacio que Estados Unidos ha dejado libre en Oriente Medio.

Los cuatro países reafirmaron su deseo de preservar la integridad territorial de Siria y la necesidad de intensificar los esfuerzos para el rápido retorno de los refugiados sirios a su país.

Rusia ha pujado por la reconciliación con Ankara. Pero Damasco exige antes la retirada total de las tropas turcas para que se restablezcan las relaciones. Paradójicamente, Erdogan es el que tiene prisa, para usar el reinicio como baza electoral en las elecciones del 14 de mayo. Pero a medio plazo empezar a cerrar la herida de la guerra es sobre todo importante para Damasco. La normalización con Turquia conducirá a la restauración final de Siria en el marco de las relaciones internacionales y sobre todo legalizará en gran medida el régimen sirio, del cual los gobiernos de todo el mundo -y especialmente algunos como el turco- han dicho de todo. Al régimen sirio le ayudará y mucho la influencia de Ankara en la oposición siria. Un acuerdo, además, también tiene un plus económico. Restañar la amplia frontera con Turquía abre una variedad de oportunidades para el comercio, como señalaba hace unos días Kirill Semenov, miembro del Consejo Ruso de Asuntos Internacionales, al diario ruso Kommersant.

En las conversaciones en Moscú, los ministros de Defensa y los jefes de los servicios de Inteligencia discutieron el fortalecimiento de la seguridad en Siria y la normalización de los lazos entre Ankara y Damasco.

Ankara insiste en tres asuntos: la coordinación en la lucha contra el terrorismo (donde incluye a los militantes kurdos), el retorno de los refugiados sirios a sus hogares y, por supuesto, la búsqueda de una solución política en Siria, donde sabe que habrá que contar con Irán, más influyente que antes en Damasco.

Turquía quiere un diálogo entre Asad y la oposición. Pero Damasco demanda menos interferencias. Primero, poner fin a la presencia turca en territorio sirio, respetar la petición de no injerencia en los asuntos internos de Siria y -en una línea distinta a la de Ankara- la lucha contra el terrorismo en todas sus formas.

En una amplia mesa redonda se sentaron los ministros de Defensa ruso, Sergei Shoigu; de Turquía, Hulusi Akar; de Siria, Ali Mahmoud Abbas; y de Irán, Mohammed Reza. El Ministerio de Defensa ruso informó que las partes consideran necesario continuar las negociaciones en este formato. Ya en diciembre de 2022 se celebraron conversaciones en Moscú entre los ministros de Defensa de Turquía, Siria y Rusia. Fue el primer contacto oficial entre representantes de Siria y Turquía en más de diez años, un tanto en favor de Moscú de cara un futuro con más potencias regionales y menos globalismo de EEUU.

De hecho, Moscú esperaba que los presidentes Asad y Erdogan se reunieran en la cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghai en Samarcanda el pasado mes de septiembre, pero el líder sirio no fue invitado allí. Tampoco esté claro que el escenario esté listo para ese apretón de manos. Medios árabes han especulado con que el presidente sirio podría aguardar a la derrota electoral de su homólogo turco y la victoria del líder opositor Kemal Kiliçdaroglu -apodado el Gandhi turco– con quien por lo menos no tiene enemistad personal.

La amplia presencia militar de Turquía ha impedido que anteriores campañas militares lideradas por Rusia retomen el último gran enclave rebelde en Siria bajo control estatal. El repliegue de las fuerzas turcas será un movimiento sin vuelta atrás. Asad, a quien el líder turco auguraba en el pasado una eternidad en el infierno, espera ese momento.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

La fuga del gasoducto Nord Stream 2 finaliza entre acusaciones de sabotaje

Unidos News

How to Deliver Value at Your Board Meetings

Unidos News

“Les decimos que podría ser su hija porque el 70% son padres de familia”

Unidos News
Cargando....

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Suponemos que está de acuerdo con esto, pero puede excluirse si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies