Unidos.News
Sin categoría

Un Biden impopular trata de recuperar la iniciativa con su Discurso del Estado de la Unin

Actualizado

El presidente estadounidense lanzar su programa de Gobierno para la segunda mitad de su mandato, aunque no contar con la mayora en el Congreso

Biden camina por el Jardn Sur de la Casa Blanca, en Washington DC, este lunes.AFP

Joe Biden tiene previsto lanzar en la noche del martes (madrugada de mircoles en Espaa) su programa de Gobierno para la segunda mitad de mandato: dos aos en los que, tal y como prevean sus propios estrategas, el presidente no cuenta con la ajustada mayora en el Congreso que le permiti lograr la aprobacin del paquete de leyes ms ambicioso que ha logrado ningn presidente estadounidense desde Lyndon B. Johnson, que gobern de 1962 a 1968.

El mayor plan de infraestructuras en 65 aos, la primera ley que restringe el acceso a las armas de fuego en casi tres dcadas, y un masivo plan de inversin en tecnologa verde y en transicin energtica que ha enfurecido a sus aliados europeos, que lo consideran “proteccionista” son los principales logros de estos dos aos. Entretanto, Estados Unidos ha escapado de la hiperinflacin, con el IPC en mnimos de seis meses, parece que va a librarse de la recesin, y tiene la tasa de desempleo ms baja en 53 aos y 8 meses, es decir, desde mayo de 1969.

La Casa Blanca cree que todos esos logros deberan ser por s solos una razn ms que suficiente para que Biden tuviera una alta popularidad y pudiera mirar con optimismo una posible reeleccin en 2024. Y la Casa Blanca se equivoca. La popularidad de Biden est firmemente estancada en niveles psimos, solo superiores a los de su predecesor, Donald Trump. Segn la web especializada en estadsticas, el presidente apenas cuenta con el respaldo del 42,2% de la opinin pblica.

Hay, aparte, algo mucho ms grave: solo el 37% de los demcratas quieren que Biden se presente a la reeleccin. Eso significa que en las primarias el presidente sera sumamente vulnerable a cualquier rival. Tambin parece indicar que en unas generales Biden no resistira al gobernador republicano de Florida Ron DeSantis, aunque los sondeos le sacan mejor parado en una carrera contra su predecesor Donald Trump, que tambin va a participar en los comicios. Claro que si hay algo a lo que conviene no hacer caso en la poltica estadounidense del siglo XXI es a las encuestas. Hace solo dos meses y medio, todas daban una victoria por goleada de los republicanos en las elecciones legislativas y, al final, los comicios se saldaron con un empate entre los dos grandes parridos que absolutamente nadie haba previsto.

Con tanta incertidumbre, el discurso de Biden se iba a centrar en la colaboracin entre los dos grandes partidos, que es lo que le ha permitido sacar adelante algunas de las leyes citadas ms arriba. El tono conciliador es una de las claves de Biden, que trata as de lograr dos cosas. La ms obvia, acentuar la divisin entre los republicanos de centro y los ultras, en una estrategia que, hasta la fecha, le ha dado muy buenos resultados en parte por el carcter montaraz, populista, y opuesto a cualquier forma de dialogo del grupo radical de la oposicin.

La segunda ventaja es que en Estados Unidos se supone que el presidente -jefe del Estado y del Gobierno, a fin de cuentas- debe jugar un papel de bsqueda del consenso. Si Biden logra situarse en ese nivel, tendr mucho ganado. En su contra, sin embargo, actuar su tartamudeo, su psima oratoia y, sobre todo, algo ms preocupante: sus constantes lapsus de memoria, que han generado la impresin de que est incapacitado para gobernar.

Todo ello iba a combinarse con algunas dosis de populismo. Entre ellas: ataques a China, en especial tras el incidente del globo-espa derribado el sbado, un cuidadoso cortejo a la minora negra, sin la cual los demcratas no pueden soar en ganar unas elecciones, y renovacin del compromiso con Ucrania en su guerra frente a Rusia.

Y, tambin, con ataques a las empresas tecnolgicas de Silicon Valley, que por su poder e influencia se han convertido en el enemigo nmero uno tanto de demcratas -que las consideran demasiado grandes e influyentes- como de los republicanos -que las ven excesivamente woke– por lo que todos estn de acuerdo en que las agencias regulatorias deben ser duras con ellas.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Noruega detecta barcos rusos con armas nucleares por primera vez en 30 años

Unidos News

Turqua identifica a la atacante como una ciudadana siria vinculada a las milicias kurdas

Unidos News

“El ‘procés’ no está ni vivo ni muerto. Está en un congelador”

Unidos News
Cargando....

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Suponemos que está de acuerdo con esto, pero puede excluirse si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies