Unidos.News
Sin categoría

¿Están demasiado retocadas las imágenes del James Webb?

Actualizado

El corazón de la Galaxia Fantasma, fotografiado por James Webb y luego coloreado.

Las imágenes a color obtenidas por el telescopio espacial Hubble y ahora también por el James Webb son tan impresionantes que a veces surge la duda sobre hasta qué punto son reales o cuánto se retocan.

Por un lado están las imágenes de la nota de prensa y por otro las imágenes científicas. Las que se difunden al público están retocadas para que sean más bonitas, se añade color, pero diría que quizás se retoca sólo un 5%, admite el científico Álvaro Labiano, contratista de Telespazio UK para la ESA en la misión James Webb. Nos pone como ejemplo la Galaxia Fantasma o M74. “La imagen con la que trabajamos los científicos es en blanco y negro, y ya es una pasada”, señala.

Las cuatro imágenes de la Galaxia Fantasma en blanco y negro han sido tomadas con cuatro filtros distintos del instrumento MIRI del Webb, son las que usan los científicos y también han sido procesadas: “Cuando llegan al centro de operaciones de Baltimore, se limpian o corrigen para eliminar los efectos de los instrumentos o elementos que pueden distorsionar el objeto de estudio. O sea, no son las imágenes raw -en crudo o sin tratar-, sino el resultado de procesar las raw para producir imágenes que se puedan usar para ciencia directamente”, aclara Labiano.

La otra imagen, que es la que se distribuye a los medios y a la sociedad, ha sido compuesta a partir de las cuatro instantáneas en blanco y negro y ha sido además tratada para añadirle color: “Cogieron las imágenes que usaríamos para ciencia y las maquillaron un poco para hacerlas bonitas”.

Además de captar imágenes, el Webb, como otras misiones, hace espectros de planetas, estrellas o galaxias: “El espectro te sirve para ver la composición y es una técnica que se usa habitualmente en astronomía porque te da muchísima información. Además de los elementos químicos que están presentes, te puede dar datos sobre la distancia a la que está esa galaxia o de la velocidad a la que se mueve el gas”, señala.

El investigador compara el espectro con el arcoíris, “en el caso de la luz blanca, la divides en colores, y el espectro te dice de alguna forma cuánto brilla cada color. Si fuera luz visible, te diría cuánto amarillo tienes o cuánto rojo hay. En lugar de colores, usamos longitudes de onda, y el Webb trabaja en el infrarrojo. La luz de la galaxia llega al espejo del telescopio, y ese espejo la proyecta bien a la cámara o al espectrógrafo. El espectrógrafo divide la luz infrarroja en distintos componentes, te dice cuánto de cada longitud de onda llega, y te hace una curva. Puedes ver así si hay oxígeno, hidrógeno o qué moléculas hay. Y el Webb lo hace mejor que otros instrumentos infrarrojos hasta la fecha”, resume el científico español.

Las curvas de la imagen muestran el espectro elaborado con datos del Webb del exoplaneta WASP-39 b, un gigante del tamaño de Saturno que orbita alrededor de una estrella situada a unos 700 años luz. Ha sido la primera detección en un exoplaneta de dióxido de azufre. Encontraron además sodio, potasio, vapor de agua, dióxido de carbono y monóxido de carbono. Y es así como los astrónomos buscan atmosferas de planetas con las condiciones para que haya vida.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

orden de actuaciones, horario y el papel de Ucrania

Unidos News

‘Maddi’, la mujer que sirvió y engañó a los nazis en la frontera

Unidos News

“No es pertinente y no ayudaría”

Unidos News
Cargando....

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Suponemos que está de acuerdo con esto, pero puede excluirse si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies