Unidos.News
Sin categoría

Un G7 en Hiroshima cargado de simbolismo: homenaje floral a las vctimas del holocausto nuclear, ms sanciones a Rusia y visita sorpresa de Zelenski

Actualizado

En un contexto geopoltico muy inestable, con una guerra en Ucrania que centra toda la atencin, algunos de los lderes que posaban para la foto dicen que suean con un futuro sin armas nucleares

Los lderes del G7 en Hiroshima.Franck RobichonAP

No es una fotografa de grupo cualquiera. Ms all de que los protagonistas que aparecen dentro del encuadre sean los lderes de las democracias ms ricas del planeta, la instantnea est cargada de un simbolismo histrico: el escenario es el viejo corazn poltico de Hiroshima donde cay la primera bomba nuclear el 6 de agosto de 1945. Y s, en el centro de la foto, a la izquierda del anfitrin japons, est el presidente del pas que lanz la bomba, el estadounidense Joe Biden, el nico de todos los presentes que haba nacido entonces.

Haca una maana muy gris en Hiroshima. Pero probablemente ese era el paisaje de fondo que mecera la ocasin. En un contexto geopoltico muy inestable, con una guerra en Ucrania que centra toda la atencin, algunos de los lderes que posaban para la foto dicen que suean con un futuro sin armas nucleares, pero la realidad es que el mundo se est moviendo rpidamente en la direccin opuesta.

Rusia amenazando con un ataque tctico nuclear en Ucrania; Corea del Norte avanzando en su programa nuclear, al igual que China e Irn; el paraguas nuclear estadounidense, vendido como arma de disuasin, volver a cubrir Corea del Sur, mientras los propios surcoreanos estn pidiendo a su gobierno que fabrique sus propias armas nucleares.

La lluvia del viernes por la maana en Hiroshima no dio tregua excepto en el momento justo en el que los mandamases de EEUU, Japn, Reino Unido, Francia, Alemania, Italia y de la Unin Europea aparecieron por el Monumento a la Paz para depositar ofrendas florales en el edificio arqueado que contiene el nombre de cada una de las 333.907 personas cuyas muertes se han atribuido al bombardeo atmico -140.000 fallecieron cuando el Enola Gay lanz la bomba-, ya sea por la explosin inicial o por la posterior radiacin. Sus nombres estn inscritos en un registro debajo del memorial, acompaado por un mensaje: “Que todas las almas aqu descansen en paz, porque no repetiremos el mal”.

Tras terminar el paseo de los lderes, el ‘Financial Times’ adelant que, al cierre de la cumbre, el domingo, asistir uno de los grandes protagonistas del principal punto en la agenda del G7, la guerra en Ucrania. Ser el presidente del pas invadido por Rusia, Volodimir Zelenski, quien asomar por Hiroshima. Una sorpresa porque al ucraniano se le esperaba en un principio entrando nicamente por videoconferencia.

La visita al memorial, que signific el arranque de la esperada cumbre del G7, era una oportunidad para reflexionar sobre los horrores del holocausto nuclear que barri una de las ciudades ms famosas al oeste de Japn. “Nunca ms se puede repetir”, gritaban estos das algunos Hibakusha (persona afectada por la bomba), como Keiko Oigura y Ryohei Tanabe, dos octogenarios que estn entre los ms de 136.000 supervivientes de las bombas atmicas de Hiroshima y Nagasaki que quedan con vida.

Oigura y Tanabe se han pasado toda su vida dando charlas en colegios y universidades de Jaopn para que los ms jvenes conozcan su historia y que el horror acontecido no caiga en el olvido. “Hiroshima solo pudo transformarse en la ciudad que tenemos hoy porque hemos tenido ms de 70 aos de paz. Los lderes del G7 deben entender eso”, seala Tanabe.

El lnguido clima desdibuj el paseo de los lderes del G7 por un parque de 120.000 metros cuadrados que antes de que un avin estadounidense B-29 lanzara la bomba, era el centro poltico y comercial de Hiroshima. Un rea que las autoridades japonesas decidieron que, a diferencia del resto de la ciudad, no se reconstruira, dejando como gran smbolo las ruinas intactas de lo que era el Saln de Promocin Industrial, uno de los pocos edificios que permanecieron en pie, cubierto por una gran cpula que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

El anfitrin del encuentro, el primer ministro japons Fumio Kishida, firme defensor del desarme nuclear, buscaba que la cumbre amplificara ese mensaje pacifista. El ao pasado, Kishida se convirti en el primer lder japons en dirigirse a la conferencia de las Naciones Unidas sobre el Tratado de No Proliferacin, el histrico acuerdo de 1970 que rige los esfuerzos de reduccin nuclear del mundo, pidiendo una mayor transparencia de los estados nucleares y una disminucin de las reservas mundiales.

“Hoy, el pasado de Hiroshima debera servir como un recordatorio de lo que puede suceder cuando la paz y el orden se rompen y dan paso a la inestabilidad y el conflicto, un recordatorio que se necesita ms que en cualquier otro momento de las ltimas dcadas”, escriba Kishida el viernes en una columna publicada en la revista ‘Foreign Affairs’.

Los lderes departirn sobre la preocupacin nuclear despus de que Putin anunciara en marzo que desplegara armas nucleares tcticas en Bielorrusia y de que suspendiera la participacin rusa en el ltimo tratado de control de armas nucleares (New START) firmado con Estados Unidos. En cambio, segn aseguran a este peridico fuentes diplomticas europeas, el desarme nuclear no es uno de los asuntos prioritarios en la agenda del grupo.

Las reuniones, que comenzaron el viernes por la tarde, se centrarn sobre todo en cmo los aliados aprietan las tuercas a Rusia con nuevas sanciones y controles de exportacin. Un funcionario estadounidense desvel que uno de los propsitos del G7 es “cerrar las lagunas utilizadas por Mosc para evadir las sanciones”, as como interrumpir la capacidad de Rusia para obtener los materiales que necesita para el campo de batalla. Segn el funcionario, Washington planea 300 nuevas sanciones dirigidas a 70 entidades rusas.

Justo antes de comenzar la cumbre, el primer ministro de Gran Bretaa, Rishi Sunak, asegur que su pas prohibir las importaciones de cobre, nquel y aluminio de origen ruso. Ms adelante, Sunak tambin anunciar la prohibicin de los diamantes rusos. En una rueda de prensa desde Hiroshima, Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, dijo que otros pases de la UE se unirn tambin a esas restricciones para cortar los ingresos de la multimillonaria industria de diamantes de Rusia.

Durante su comparecencia al margen de la cumbre, Michel, quien tambin estuvo visitando el memorial junto a Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisin Europea, habl sobre China, otro de los focos principales de discordia donde apuntarn las reuniones del G7.

“La UE le interesa mantener una cooperacin estable y constructiva con China, pero quiere eliminar el riesgo para reducir las dependencias excesivas y diversificarse para abordar las prcticas desleales”, dijo Michel, que tambin aprovech para pedir a Pekn que use su influencia sobre Putin para poner fin a invasin de Ucrania. “Hacemos un llamado a China para que presione a Rusia para que detenga su agresin militar”.

Conforme a los criterios de
The Trust Project

Saber más

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

El gasto turístico se frenará hasta final de año tras un primer bajón en agosto

Unidos News

El Tribunal Supremo de EEUU mantiene, por ahora, el acceso a la pldora abortiva

Unidos News

Feijóo llama al voto “masivo” para “derogar el sanchismo” y ganar tras siete años de derrotas

Unidos News
Cargando....

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Suponemos que está de acuerdo con esto, pero puede excluirse si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies